Dicentrarchus Puntactus

Dicentrarchus Punctatus, de la familia Moronidae, es una especie de pez que se encuentra principalmente en las aguas del Atlántico y el Mediterráneo. Su nombre común, Baila, deriva de la palabra en español que significa “bailar“, haciendo referencia a su elegante movimiento en el agua.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

Dos aletas dorsales separadas, la primera con 9 radios duros y la segunda con uno duro y 13 blandosAleta anal con 3 radios duros y 12 blandos. Color gris plata brillante, más oscuro por el dorso; vientre blanco; una mancha negra en el ángulo superior del opérculo; jóvenes y adultos presentan moteaduras negras por el dorso y los flancos. Hasta 70 cm de longitud.

HÁBITAT Y DISTRIBUCIÓN

La baila puede encontrarse hasta 30 m de profundidad, aunque es más común en zonas someras, siendo mucho más litoral que su parienta la lubina. Prefiere fondos arenosos o fangosos donde puede esconderse y acechar a sus presas.

Las bailas jóvenes presentan carácter gregario, formando pequeños bancos; los ejemplares adultos son más solitarios aunque pueden reunirse para cazar de forma coordinada.

Hábitos Alimenticios y Comportamiento

Una de las características notables de la Baila es su adaptabilidad en términos de alimentación. Su dieta se basa en la disponibilidad de presas en su entorno y puede variar en función de la edad y la ubicación geográfica. Es un animal carnívoro de temperamento activo. Aunque se supone que la baila es una especie no territorial, puede mostrar signos de agresividad frente a otras especies. Algunas de sus presas más comunes incluyen:

  1. Peces Pequeños: La Baila se alimenta de una amplia variedad de peces pequeños que encuentran en aguas costeras. Esto puede incluir arenques, sardinas y anchoas, entre otros.
  2. Cefalópodos: Los calamares y pulpos también son una parte importante de la dieta de la Baila. Su destreza en la caza les permite capturar a estos escurridizos invertebrados.
  3. Crustáceos: Los crustáceos como cangrejos y camarones son otra fuente de alimento para el Dicentrarchus Punctatus.

Captura de Baila por Javi Rodríguez. Instagram @sw_game_

Esta baila fue capturada con el Ikalure Jet de Pudlee, un señuelo que imita a un pequeño chipirón, lo cual ya hemos visto que pertenece a la dieta de esta especie.

Conservación y Sostenibilidad

La conservación del Dicentrarchus Punctatus, es una preocupación importante debido a su relevancia tanto en la ecología marina como en la industria pesquera. A medida que la presión sobre los recursos marinos aumenta, es esencial implementar medidas efectivas para garantizar la sostenibilidad de esta especie.

Estrategias de Conservación

Para garantizar la supervivencia de la Baila y su contribución positiva al ecosistema, se han implementado varias estrategias de conservación:

  1. Áreas de Protección Marina: La creación de áreas marinas protegidas es fundamental para preservar los hábitats críticos de la Baila. Estas áreas pueden servir como refugio y zonas de reproducción donde la pesca está restringida o prohibida.
  2. Pesca Selectiva: Fomentar prácticas de pesca selectiva que minimicen la captura incidental de especies no deseadas es importante para reducir la presión sobre la Baila y otros organismos marinos.
  3. Monitoreo e Investigación: La recopilación de datos sobre las poblaciones de Dicentrarchus Punctatus y su comportamiento es esencial para una gestión eficaz. La investigación continua ayuda a comprender mejor las necesidades y los riesgos de esta especie.
  4. Educación y Concientización: Informar al público sobre la importancia de la conservación marina y la sostenibilidad de los recursos es fundamental. Esto puede llevarse a cabo a través de campañas de concientización y educación ambiental, así como redes sociales.

Aquí es donde AprendePesca toma una posición activa, ya que promovemos la Captura y Suelta, intentando concienciar a nuestro público sobre la importancia y necesidad de esta actividad en pro de la conservación de nuestras aguas. Si aún no sabes qué significa o qué impacto tiene este movimiento, visita nuestro artículo CAPTURA Y SUELTA: PESCA SIN MUERTE – DISFRUTA LA PESCA RESPONSABLE.

Captura de Baila por Gustavo García. Instagram @bubaangler

PESCA DE LA BAILA

La baila es uno de los objetivos codiciados para los entusiastas de la pesca deportiva, especialmente cuando se utiliza la técnica de spinning. A continuación, exploraremos cómo se lleva a cabo esta emocionante forma de pesca y algunas consideraciones importantes.

Captura de Baila por Javi Rodríguez. Instagram @sw_game_

EQUIPOS ESENCIALES PARA LA PESCA DE LA BAILA

Antes de aventurarte en la emocionante búsqueda de la baila, es crucial asegurarte de que estás equipado con las herramientas adecuadas. Aquí hay una lista de equipos esenciales que necesitarás:

Caña

La elección de la caña de pescar es fundamental para tener éxito en la pesca de la baila.

La Baila es un pez de crecimiento lento. Esto propicia que haya bailas de todos los tamaños, siendo más habitual encontrar bailas jóvenes y por ende más pequeñas, por lo que podemos asumir que en la mayoría de las ocasiones, con un equipo de Rockfishing o Spinning ligero será más que suficiente para poder combatir un ejemplar de esta especie.

Carrete

No existen carretes específicos para pescar una determinada especie, por lo que en este apartado, nuestro objetivo será acompañar de la mejor manera posible a la caña, es decir, buscar la compensación entre caña y carrete. No tiene sentido usar un carrete tamaño 4000 en una caña acción 2-10gr.

Señuelos

La Baila es un pez con un gran menú como hemos podido ver anteriormente. Tomaremos esto como una ventaja, ya que podremos utilizar diferentes tipos de señuelos dependiendo de las condiciones de la marea o el viento.

Mar en calma

Si el mar está planchado, una de nuestras mejores opciones será usar paseantes de superficie, lo cual puede despertar el interés del depredador aunque el mar esté en calma.

Bits Arts PP Pencil de Palms.

Este tipo de señuelos son muy efectivos cuando el viento y la marea es nula, ya que imita muy bien el pez pasto con movimientos en Zig-Zag en la superficie, a la vez que entra y sale del agua suavemente. Su cuerpo aerodinámico y colores realistas lo hacen irresistible para especies como la Baila y otros depredadores. Su acción de natación superficial y sus destellos llamativos lo convierten en una elección efectiva cuando las condiciones lo permiten.

Mar revuelto

Si las condiciones son de oleaje, viento y se forman mantos de espuma, es cuando podemos esperar un combate con un ejemplar de Baila más frecuentemente. Con estas condiciones, disponemos de opciones versátiles como pueden ser el vinilo o pequeños minnows.

Spearhead Ryuki 50S de DUO 

Los minnows son una gran opción cuando las condiciones del mar son “adversas”, ya que, debido a su babero, se agarran mucho mejor al agua y hace que las corrientes lo muevan menos que a otro tipo de señuelos.

Este señuelo se caracteriza por su diseño aerodinámico, que le permite lanzarse a distancias muy buenas. Su tamaño de 50 mm lo hace adecuado para una amplia variedad de especies, incluyendo la Baila.

El “Spearhead Ryuki 50S” cuenta con una acción de natación excepcionalmente realista que imita a la perfección a las presas naturales. Su capacidad para provocar ataques de depredadores, lo convierte en una elección popular entre los pescadores deportivos. Además, la calidad de construcción de DUO garantiza su durabilidad, lo que lo convierte en un señuelo confiable para las aventuras de pesca.

DÓNDE SE PUEDE ENCONTRAR LA BAILA

En el Mar Menor es una especie migratoria que utiliza la laguna principalmente como zona de alevinaje o para pasar parte de su ciclo vital, siendo menos frecuente que la lubina. Hay años donde son muy abundantes. A nivel mundial se encuentra presente en el mar Mediterráneo y en el Atlántico, desde el inicio del Canal de la Mancha hasta Senegal.

Tanto el Mar Mediterráneo como el Océano Atlántico albergan esta especie, por lo que es frecuente encontrar ejemplares en nuestro litoral. Zonas costeras, aguas someras y fondos arenosos o fangosos serán por lo general su hábitat preferido, como hemos visto anteriormente.

CONCLUSIÓN

El Dicentrarchus Punctatus, conocido cariñosamente como Baila, es una criatura fascinante que representa un equilibrio perfecto entre la belleza natural y la importancia ecológica. Este pez merece nuestro respeto y cuidado. A medida que continuamos explorando y protegiendo nuestros océanos, debemos recordar que el Dicentrarchus Punctatus es una joya que debemos preservar para las generaciones futuras.

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN GRATUITO

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad.